sobre Bowie y otras estrellas

Este post no es sobre Bowie, pero sí el hecho de su muerte el que lo inspira.

 

Supongo que cada uno se va a su debido tiempo, que la vida nos da y nos quita para que aprendamos, y aunque joda y nos parezca injusto (porque lamentablemente es así como aprendemos) c’est la vie y ahí ya no podemos hacer nada.

 

No es que esté tremendamente afectada por la muerte de David Bowie, no era ni soy familiar ni la mayor fan, pero esto me ha hecho reflexionar…

 

Yo me los imagino, a todos juntos, a los grandes de la música, allá arriba o donde estén, disfrutando de unos ensayos brutales que duran todo el día, fumando (porque allí no hay cancer que valga), disfrutando de buena comida y de charlas interminables… y tocando cada noche en un nuevo concierto dedicado a los que acaban de llegar.

 

un concierto casi interminable, en que crean nuevos estilos que en la tierra no podemos escuchar (no estamos listos para ello) y en el que tocan también los grandes clásicos y todo el mundo se sabe la letra.

 

Buen viaje Bowie! y a los que junto a él disfrutan del concierto de hoy. ah! y si veis a Lou Reed, saludadlo de mi parte!

 

un beso,

alba bla.

¡buen viaje Bowie y a los que hoy os vais con él!