nómada market

Ya estoy de vuelta! de vuelta física y mental, jaja.

Este finde he estado en Nómada Market (uoooou). Igual ni sabéis lo que es, igual sí… es un market muy muy molón que hacen en Madrid desde hace algunos añitos ya, y en el que he tenido el placer, gusto, pasión, emoción, blablabla de participar.

Al nómada había ido como “visitante”, y siempre pensaba: “jolín, como me molaría estar aquí, ¡cómo mola el Nómada!” y bueno, ya está, done, lo tachamos de la “to do list”.

Tengo que confesar que lloré cuando recibí el mail de seleccionada (soy la más moñas del lugar), llamé a mi madre (llorando) para decirle lo contenta que estaba por participar y a ella le debió parecer que yo era imbécil o algo, porque me colgó el teléfono así como rapidito y me decía:”ay, y por eso lloras, hija?”. Claro, esto ella no me lo ha dicho, lo de imbécil, pero eso se sabe. (nota: mi madre me quiere eh, pero yo soy un poco intensity a veces…).

Y ya por fín en el Nómada!!! (bieeeen, siiiii!!! yujuuu!). Ya casi no me acuerdo de las (algunas) cosas que me han ido pasando durante estos días y que hacían pensar que la vida quería putearme un ratito para contrarestar mi alegría, y bueno, ¡Ha sido genial! he conocido a gente majísima e interesante, y ¡he hecho el Nómada!

Contenta y feliz a tope. Muchas gracias a mis compis de lineal, a todos los que os pasasteis por el stand, conocidos y desconocidos, a toda la gente que se llevó un billete para el autobús de irse a la mierda y sobre todo a aquellos que me dedicasteis bonitas (y muy bonitas) palabras o simplemente sonreíais.

beso.

albabla.