a todos los gatos

el muro de la buena gente

la fábrica de huellas. VALÈNCIA.

Naza me contacto para que le dibujara la portada de unos libros en blanco para la Fábrica. Y cómo no? Un proyecto más que bonito como es La fábrica de huellas y que tiene que ver con el bienestar animal? ahí voy!

Hice mil bocetos, y no me decidía, hasta que de repente me encontré dibujando una historia felina que acababa de pasar.

Cuando llegué a la casa donde vivo ahora, me recibieron tres gatos, con cariño y dos de ellos con un poco de miedo. Pero nos quisimos y nos aceptamos desde el minuto cero.  

Unos meses más tarde apareció un gato blanco y gris, flaco flaquísimo, sucio, herido (con unos agujeros en la mandíbula muy feos) y con mucho miedo. Lo quisimos y dejó que lo curara. Ahora él vive también aquí. 

Llegó mirándonos de lejos y de pronto se despertó en él un amor absoluto. Y esta historia es la de los tres + uno y yo.

El abrazo, la calma y la conexión con los animales. Eso quisimos transmitir en el mural de La Fabrica de Huellas.

La fábrica de huellas y la gente que hay detrás de la fábrica (y los animales) es una de esas pequeñas (grandes) cosas que te hacen pensar que un mundo mejor es posible. Donde te entran de nuevo las ganas, la energía y el amor por la vida y por la tierra. Donde confías un poquito más en eso de que muchas pequeñas personas haciendo pequeñas cosas podemos provocar un gran cambio.

Y la fábrica va de eso.

Y la gente que apoyó a la fábrica durante el estado de alarma, e hicieron posible que el proyecto se mantuviera, se merecen todo el amor, la calma, el apoyo y los abrazos infinitos posibles de dar.

Amo lo que hago y sobre todo, amor hacer lo que hago con gente bonita y proyectos como éste.

 

Y puedes verlo aquí

 Carrer del Túria, 60, 46008 València, Valencia.

0

Tu carrito