lo que te permitas

Tomarme enero en calma me está trayendo muchas cosas buenas. Estoy mucho tiempo conmigo, que lo necesitaba, y estoy trabajando cosas que en otros momentos me resulta imposible.

Y lo llamo “mes de calma” porque la calma era el objetivo. Y estoy sintiendo, que cuanto más me relajo, más fluye todo.
En este momento no me estoy exigiendo, estoy haciendo “lo que me llega el día”, y lo que no, lo aplazo al día siguiente sin preocuparme. Nada está siendo urgente, menos llegar a casa pronto porque me acabo de comprar un libro y lo quiero leer ya, jeje.

Y esta calma, me está trayendo nuevos retos, nuevos sentires, nuevos proyectos y cosas que tenía en la montaña de pendientes y que no llegaban, y los estoy dejando llegar. Y vienen solos.
Supongo que este mes de calma está siendo un *soltar*, un dejar fluir y un no estirar para que las cosas pasen.

Y me siento así, como que lo que pidas e imagines al final llega, pero más en el fluir y en el soltar.



0

Tu carrito